Ratas de alcantarilla

Control-de-plagas-Barcelona-ratas

Ratas de Alcantarilla: Prevención, Identificación y Erradicación Efectiva

Las ratas de alcantarilla son una de las plagas más comunes y peligrosas que afectan a la ciudad de Barcelona. Estos roedores se han adaptado al entorno urbano y se aprovechan de los residuos y las condiciones de humedad que ofrece el sistema de alcantarillado. Sin embargo, su presencia no solo supone un problema estético, sino también un grave riesgo para la salud pública y el medio ambiente.

Las ratas de alcantarilla pueden transmitir diversas enfermedades, como la leptospirosis, la peste, el hantavirus o la salmonelosis, tanto a las personas como a los animales domésticos. Además, pueden causar daños en la infraestructura, como tuberías, cables o edificios, y contribuir a la contaminación del agua y del suelo.

Por todo ello, es fundamental conocer la naturaleza de estas plagas, identificar los signos de infestación y aplicar las medidas adecuadas para prevenir y controlar su proliferación.

En este post, te ofrecemos información útil y práctica para que puedas proteger tu hogar, tu negocio y tu ciudad de las ratas de alcantarilla.

Naturaleza de las Ratas de Alcantarilla

Las ratas de alcantarilla son una especie de roedor que pertenece al género Rattus, junto con otras como la rata negra o la rata de campo. Se caracterizan por tener un cuerpo robusto, una cola larga y escamosa, un pelaje marrón oscuro o negro y unas orejas pequeñas y redondeadas. Su tamaño puede variar entre 20 y 30 centímetros de longitud, sin contar la cola, y su peso entre 200 y 500 gramos.

Estas ratas son omnívoras y se alimentan de cualquier tipo de sustancia orgánica que encuentran en su hábitat, como restos de comida, basura, excrementos o cadáveres. Son capaces de roer materiales duros, como madera, plástico o metal, para acceder a fuentes de alimento o refugio. También son muy prolíficas y pueden reproducirse durante todo el año, dando lugar a camadas de entre 6 y 12 crías cada 3 o 4 semanas.

Las ratas de alcantarilla tienen una estrecha relación con el entorno urbano y su adaptación al sistema de alcantarillado. Estos roedores aprovechan las redes de saneamiento para desplazarse, esconderse y anidar, ya que les proporcionan condiciones de oscuridad, humedad y temperatura óptimas. Además, pueden salir a la superficie a través de sumideros, arquetas, desagües o grietas, y acceder a edificios, viviendas, comercios o almacenes, donde pueden encontrar más alimento y refugio.

Riesgos y Problemas Asociados

La presencia de ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas supone una serie de riesgos y problemas que afectan tanto a la salud humana como al medio ambiente. Estos son algunos de los principales:

Amenazas para la salud humana:

Las ratas de alcantarilla pueden transmitir diversas enfermedades infecciosas, tanto directamente, a través de sus mordeduras, arañazos o contacto con su saliva, orina o heces, como indirectamente, a través de vectores como pulgas, garrapatas o ácaros.

Algunas de las enfermedades más comunes son la leptospirosis, la peste, el hantavirus, la salmonelosis, la fiebre tifoidea, la rabia o la leptospira. Estas enfermedades pueden causar síntomas graves, como fiebre, dolor, náuseas, vómitos, diarrea, hemorragias, ictericia, insuficiencia renal o hepática, e incluso la muerte.

Amenazas para el medio ambiente:

Las ratas de alcantarilla pueden causar daños en la infraestructura, como tuberías, cables, edificios o instalaciones, al roerlos o perforarlos. Esto puede provocar fugas, cortocircuitos, incendios, inundaciones o derrumbes, que pueden afectar a la seguridad y al funcionamiento de los servicios públicos. Además, las ratas de alcantarilla pueden contribuir a la contaminación del agua y del suelo, al liberar sustancias tóxicas o patógenas procedentes de sus excrementos, orina o cadáveres.

Amenazas para la ciudad:

La presencia de ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas puede tener consecuencias negativas para la imagen, la economía y la calidad de vida de la ciudad. Estos roedores pueden generar una sensación de suciedad, inseguridad y malestar entre los habitantes y los visitantes, lo que puede afectar al turismo, al comercio y a la convivencia. Además, pueden suponer un coste elevado para las administraciones públicas, que deben invertir en medidas de prevención, control y reparación de los daños causados por estas plagas.

Identificación y signos de Infestación

Para poder prevenir y controlar la proliferación de ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas, es importante saber identificar su presencia y los signos de infestación.

Estos son algunos de los indicadores más evidentes:

Avistamiento de ratas vivas o muertas:

El avistamiento de ratas vivas o muertas es el signo más claro de que hay una infestación de estos roedores en el sistema de alcantarillado o en las zonas cercanas. Las ratas de alcantarilla suelen ser más activas durante la noche, pero pueden salir a la superficie durante el día si hay escasez de alimento o si se sienten amenazadas. Es posible verlas en lugares como sumideros, arquetas, desagües, grietas, basureros, jardines o parques.

Presencia de huellas, marcas o rastros:

La presencia de huellas, marcas o rastros es otro signo de que hay ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado o en las áreas urbanas. Las huellas de estas ratas son de forma ovalada, con cuatro dedos en las patas delanteras y cinco en las traseras, y pueden medir entre 1 y 2 centímetros. Las marcas de estas ratas son producidas por sus dientes o sus garras, y pueden verse en materiales como madera, plástico, metal o cartón. Los rastros de estas ratas son caminos o senderos que siguen habitualmente para desplazarse, y pueden estar formados por excrementos, orina, manchas, pelos o restos de comida.

Presencia de excrementos, orina o manchas:

La presencia de excrementos, orina o manchas es otro signo de que hay ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado o en las áreas urbanas. Los excrementos de estas ratas son de forma cilíndrica, de color marrón oscuro o negro y de unos 2 centímetros de longitud. La orina de estas ratas tiene un olor fuerte y característico, y puede dejar manchas amarillentas o verdosas en las superficies. Estas señales pueden encontrarse en lugares como tuberías, cables, paredes, suelos, muebles o alimentos.

Presencia de huellas, marcas o rastros:

La presencia de huellas, marcas o rastros es otro signo de que hay ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado o en las áreas urbanas. Las huellas de estas ratas son de forma ovalada, con cuatro dedos en las patas delanteras y cinco en las traseras, y pueden medir entre 1 y 2 centímetros. Las marcas de estas ratas son producidas por sus dientes o sus garras, y pueden verse en materiales como madera, plástico, metal o cartón. Los rastros de estas ratas son caminos o senderos que siguen habitualmente para desplazarse, y pueden estar formados por excrementos, orina, manchas, pelos o restos de comida.

control-de-plagas-barcelona-rata-marron

Estrategias de Prevención

La mejor forma de evitar la proliferación de ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas es aplicar medidas preventivas que dificulten su acceso, su alimentación y su reproducción. Estas son algunas de las estrategias más efectivas:

Mantener la higiene y el saneamiento:

Mantener la higiene y el saneamiento es fundamental para evitar que las ratas de alcantarilla encuentren fuentes de alimento y refugio en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas. Para ello, se recomienda:

  • Eliminar los residuos orgánicos de forma adecuada, utilizando contenedores cerrados y resistentes, y evitando arrojarlos directamente al alcantarillado o a la calle.
  • Limpiar y desinfectar periódicamente las zonas donde se manipulan o almacenan alimentos, como cocinas, comedores, despensas o bodegas, y evitar dejar restos de comida al alcance de las ratas.
  • Mantener el orden y la limpieza en los espacios interiores y exteriores, como sótanos, garajes, trasteros o jardines, y evitar acumular objetos que puedan servir de refugio o anidación para las ratas, como cajas, telas, madera o papel.
  • Inspeccionar y limpiar regularmente las instalaciones de saneamiento, como tuberías, arquetas, sumideros o desagües, y eliminar los posibles obstáculos o sedimentos que puedan favorecer la presencia de ratas.

Bloquear el acceso y el refugio:

Bloquear el acceso y el refugio es esencial para impedir que las ratas de alcantarilla entren y se establezcan en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas. Para ello, se recomienda:

  • Sellar y reforzar las posibles entradas o salidas de las ratas, como grietas, agujeros, rendijas o fisuras, en las paredes, los suelos, los techos o las ventanas, utilizando materiales resistentes, como cemento, metal o vidrio.
  • Instalar dispositivos de protección o barreras físicas, como rejillas, tapas, mallas o válvulas, en los puntos de conexión entre el sistema de alcantarillado y las áreas urbanas, como arquetas, sumideros, desagües o alcantarillas.
  • Aislar y proteger los elementos que puedan atraer o facilitar el desplazamiento de las ratas, como tuberías, cables, conductos o canalizaciones, utilizando materiales aislantes, como plástico, goma o fibra de vidrio.

Reducir la reproducción y la competencia:

Reducir la reproducción y la competencia es importante para disminuir la población y la presión de las ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas. Para ello, se recomienda:

  • Controlar y esterilizar a los animales domésticos, como perros, gatos o aves, que puedan entrar en contacto o convivir con las ratas, y evitar alimentarlos o dejarles agua en el exterior, ya que pueden atraer o compartir recursos con las ratas.
  • Evitar la presencia de otras especies de roedores o animales salvajes, como ratas negras, ratones, ardillas o palomas, que puedan competir o coexistir con las ratas de alcantarilla, y aplicar medidas de control específicas para cada caso.
  • Fomentar la presencia de depredadores naturales de las ratas, como búhos, halcones, zorros o gatos, que puedan contribuir a reducir el número y la actividad de las ratas de alcantarilla, siempre que no supongan un riesgo para la salud o el medio ambiente.

Métodos Efectivos de Control y Erradicación

Cuando las medidas preventivas no son suficientes para evitar la proliferación de ratas de alcantarilla en el sistema de alcantarillado y en las áreas urbanas, es necesario aplicar métodos de control y erradicación que permitan reducir o eliminar la población de estos roedores. Estos son algunos de los métodos más efectivos:

Métodos mecánicos:

Los métodos mecánicos consisten en utilizar dispositivos físicos que capturan o matan a las ratas de alcantarilla, como trampas, cebos o redes. Estos métodos son útiles para controlar infestaciones pequeñas o localizadas, y requieren una instalación, un mantenimiento y una revisión periódica. Algunos ejemplos de estos métodos son:

  • Trampas de resorte: Son dispositivos que se activan cuando la rata pisa o muerde un cebo, y le provocan la muerte por aplastamiento o estrangulamiento. Se deben colocar en lugares donde se haya detectado la presencia de ratas, como tuberías, cables, paredes o suelos, y se deben revisar y limpiar con frecuencia.
  • Trampas de jaula: Son dispositivos que se activan cuando la rata entra en una jaula para acceder a un cebo, y le impiden salir. Se deben colocar en lugares donde se haya detectado la presencia de ratas, como arquetas, sumideros, desagües o alcantarillas, y se deben revisar y liberar con frecuencia.
  • Cebos envenenados: Son sustancias tóxicas que se mezclan con alimentos atractivos para las ratas, y que les provocan la muerte por hemorragia, asfixia o parálisis. Se deben colocar en lugares donde se haya detectado la presencia de ratas, como tuberías, cables, paredes o suelos, y se deben proteger de la luz, la humedad y el acceso de otros animales.

Métodos químicos:

Los métodos químicos consisten en utilizar sustancias que repelen o esterilizan a las ratas de alcantarilla, como feromonas, hormonas o anticoagulantes. Estos métodos son útiles para controlar infestaciones grandes o generalizadas, y requieren una aplicación, un seguimiento y una evaluación periódica. Algunos ejemplos de estos métodos son:

  • Feromonas: Son sustancias que imitan las señales químicas que emiten las ratas para comunicarse, y que pueden alterar su comportamiento o su reproducción. Se pueden utilizar para atraer a las ratas a trampas o cebos, o para repelerlas de ciertas zonas o recursos.
  • Hormonas: Son sustancias que imitan las señales hormonales que regulan el ciclo reproductivo de las ratas, y que pueden inhibir su fertilidad o su libido. Se pueden utilizar para reducir el número de crías o de apareamientos de las ratas de alcantarilla.
  • Anticoagulantes: Son sustancias que impiden la coagulación de la sangre de las ratas, y que les provocan la muerte por hemorragia interna o externa. Se pueden utilizar para eliminar a las ratas de alcantarilla que hayan sobrevivido o se hayan hecho resistentes a otros métodos de control.

Métodos biológicos:

Los métodos biológicos consisten en utilizar organismos vivos que depredan o parasitan a las ratas de alcantarilla, como bacterias, virus, hongos o nematodos. Estos métodos son útiles para controlar infestaciones complejas o persistentes, y requieren una selección, una distribución y una supervisión cuidadosa. Algunos ejemplos de estos métodos son:

  • Bacterias: Son microorganismos que infectan a las ratas de alcantarilla y les causan enfermedades, como la salmonelosis, la leptospirosis o la peste. Se pueden utilizar para debilitar o eliminar a las ratas de alcantarilla que hayan sobrevivido o se hayan hecho resistentes a otros métodos de control.
  • Virus: Son agentes infecciosos que invaden las células de las ratas de alcantarilla y les causan enfermedades, como el hantavirus, la rabia o la fiebre hemorrágica. Se pueden utilizar para debilitar o eliminar a las ratas de alcantarilla que hayan sobrevivido o se hayan hecho resistentes a otros métodos de control.
  • Hongos: Son organismos que crecen sobre o dentro de las ratas de alcantarilla y les causan enfermedades, como la micosis, la aspergilosis o la criptococosis. Se pueden utilizar para debilitar o eliminar a las ratas de alcantarilla que hayan sobrevivido o se hayan hecho resistentes a otros métodos de control.
  • Nematodos: Son gusanos parásitos que se introducen en el cuerpo de las ratas de alcantarilla y les causan enfermedades, como la filariasis, la oncocercosis o la esquistosomiasis. Se pueden utilizar para debilitar o eliminar a las ratas de alcantarilla que hayan sobrevivido o se hayan hecho resistentes a otros métodos de control.

Los métodos biológicos se han de utilizar con mucha precaución y se recomienda que se eviten en el ámbito urbano, ya que existe el riesgo de que las ratas enfermas se conviertan en vectores poniendo en riesgo la salud humana.

Como has podido comprobar, las ratas de alcantarilla son una plaga muy peligrosa y difícil de controlar, que puede tener consecuencias graves para la salud, el medio ambiente y la ciudad de Barcelona. Por eso, es importante que actúes de inmediato si detectas su presencia o los signos de infestación en el sistema de alcantarillado o en las áreas urbanas.

En este artículo, te hemos ofrecido información útil y práctica para que puedas prevenir y controlar estas plagas, aplicando las medidas y los métodos más adecuados para cada caso.

Sin embargo, si tienes dudas, si la infestación es grave o si los métodos no son efectivos, te recomendamos que contactes con un profesional cualificado que pueda asesorarte y ayudarte a erradicar las ratas de alcantarilla de forma segura y eficaz.

No lo dudes más y protege tu hogar, tu negocio y tu ciudad de las ratas de alcantarilla.

Si necesitas ayuda profesional para el control de plagas en Barcelona, te recomendamos que contactes con Desinfecciones Cimax, empresa de control de plagas con más de 15 años de experiencia y garantía de calidad.

¡Actúa ya y haz de Barcelona un lugar más limpio, seguro y saludable!

Confía en nuestros expertos para mantener tu propiedad libre de plagas en Barcelona. ¡Protege tu hogar hoy mismo con nuestros servicios profesionales de control de plagas! ¡Contáctanos!

Author picture

Desinfecciones Cimax © Empresa de fumigación y control de plagas está autorizada por el Departamento de Sanidad de la Generalitat de Catalunya con el
ROESP Nº0312CAT-SB

Contenido del post
Categorías

Síguenos en:

Últimos post

Eliminar ratas Barcelona
Ratas

Cómo eliminar una plaga de ratas

Cómo eliminar una plaga de ratas de manera efectiva Barcelona, una ciudad con un ámbito urbano sin freno, no es ajena a los desafíos que presentan las plagas de ratas. Estos roedores, en su constante búsqueda de alimento y refugio, pueden comprometer la integridad estructural de las propiedades y representar

Leer más »
control-de-plagas-barcelona-restaurante-vacio
Plagas

Control de plagas en bares y restaurantes

Eliminar plagas en bares y restaurantes En el sector de la hostelería, mantener un entorno limpio y libre de plagas es crucial para la reputación y la salud de los clientes. Los bares y restaurantes se enfrentan a desafíos constantes en su lucha contra las plagas, como cucarachas, ratones, hormigas y moscas. 

Leer más »
control-de-plagas-barcelona-cucaracha-americana
Cucarachas

Plaga de cucaracha americana

Cucarachas americanas Prevención, Identificación y Eliminación La cucaracha americana (Periplaneta americana) es una especie originaria de África, que se ha adaptado a vivir en casi cualquier parte del mundo, especialmente en zonas urbanas con climas cálidos y húmedos. Se trata de una cucaracha de gran tamaño, que puede llegar a

Leer más »